lunes, 6 de julio de 2009

El Paje De Armas

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”.

1 Pedro 4:10

La palabra de Dios es como miel al paladar. Nosotros los creyentes nos deleitamos con cada una de las tantas enseñanzas en la Biblia. En esta ocasión, tendremos la oportunidad de gozarnos juntos al compartir este estudio que trata sobre el servicio en la iglesia.
El Señor Jesucristo ha equipado la iglesia o el cuerpo de Cristo, con dones especiales para la edificación de Su iglesia. Cada creyente tiene una función que desempeñar en la iglesia. Nadie está exento de este privilegio. Y digo privilegio por la simple razón de que estamos sirviendo al Omnipotente Dios. Dios bendice a cada cristiano con diversas habilidades para lograr que Su cuerpo no carezca de nada.
Este día vamos a escudriñar las sagradas escrituras para conocer el papel que desempeña el Paje de Armas. Abramos nuestras biblias al igual que nuestros corazones para recibir esta enseñanza que se encuentra en 1 Samuel 14:1-14

Aconteció un día, que Jonatan hijo de Saúl dijo a su criado que le traía las armas: Ven y pasemos a la guarnición de los filisteos, que esta de aquel lado. Y no lo hizo saber a su padre.” “Y entre los desfiladeros por donde Jonatan procuraba pasar a la guarnición de los filisteos, había un peñasco agudo de un lado, y otro del otro lado; el uno se llamaba Boses, y el otro Sene.” “Dijo pues Jonatan a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos.” (1 Samuel 14:1,4,6,)

Dentro de las varias funciones que hay en la iglesia local, está la del paje de armas. A esta persona se le da la responsabilidad y el privilegio de ser el “guarda espaldas” del siervo de Dios, por así decirlo. Esta narración de 1 de Samuel nos cuenta como Jonatan (el líder) tenia en su corazón el deseo de pasar al campo filisteo para derrotarlos.
El joven Jonatan, hijo del Rey Saúl, tenía una visión, cosa que grande mente hace falta dentro del pueblo que profesa conocer a Dios. La seguridad de Jonatan descansaba totalmente en el Dios todo poderoso de Israel. Jonatan sabía que Dios les podía dar una victoria con muchos o con pocos (v. 6).
Sin embargo, la tarea no era fácil, pues había grandes obstáculos de por medio. Hoy en día hay muchos pastores y lideres en las iglesias con visiones grandes en sus corazones. Mas sin embargo, la escasez de pajes de armas impide que estas visiones se realicen. Hay ministros con planes de evangelizar al mundo, otros quieren ir a lugares donde el evangelio jamás ha sido proclamado, y aun otros, sienten la necesidad de trabajar en sus propios pueblos y ciudades a otro nivel de evangelización. Pero, ¿porque es que no se esta logrando el objetivo? La respuesta: ¡Por la falta de pajes de armas!
Todo siervo de Dios que es sincero consigo mismo reconoce sus limitaciones humanas. Tiene muy presente en su mente que no es un Superman. Sabe muy bien que como ser humano tiene ciertas flaquezas. Dios también lo sabe y por esta razón añadió pajes de armas en las iglesias. (La raíz de la palabra paje de armas fue traducida originalmente de la palabra Hebrea NASA, que significa figurativamente o literalmente LEVANTAR, APOYAR O SIMPLEMENTE AYUDAR. En nuestros tiempos, un paje de armas es uno llamado por Dios para servir y ayudar a su líder asignado en vida, ministerio y especialmente en la buena batalla de la fe. En esencia, un paje de armas ha sido llamado para atender, ministrar, cuidar, ayudar, ser útil, asistir, beneficiar, promover, sostener, nutrir y motivar al líder.)
Jonatan sentía en su corazón que la victoria estaba al alcance de sus manos. Su padre, el Rey Saúl, estaba paralizado por el miedo a los filisteos, pero Jonatan estaba visualizando una cosa muy diferente a la de su padre. ¡El podía visualizar la victoria! Su visión iba mas allá de lo que sus ojos naturales podían ver.


Hace algunos años una importante fabrica norteamericana de calzado, envió a dos de sus representantes a diferentes partes de Australia. La compañía deseaba que el producto les gustara a los nativos para poder comerciar con ellos. Era una aventura riesgosa pero la firma se dio cuenta de cuantos nuevos clientes pudiera ganar si la aventura fuese un éxito.
Luego de que cada representante estuvo varias semanas en ese continente, la compañía recibió dos faxes:
-No deseamos nuevos negocios aquí­, decía uno. Los nativos no usan zapatos! Podríamos haber investigado esto antes y así­ haberme ahorrado el viaje. ¡Esto ha sido una gran perdida de tiempo! No aguanto la hora de volver a casa,
El segundo reporte del otro vendedor era diferente: ¡Vaya! ¡Que oportunidad increíble tenemos aquí­! ¿Sabían que los nativos no usan zapatos? ¡Significa que no tenemos competidores de otras compañías! ¡Gracias por esta gran oportunidad! ¡Fue una idea muy ingeniosa haberme enviado aquí­!
Como vera, lo que es un obstáculo para una persona es una oportunidad para otra. Todo lo que se necesita es un poco de optimismo y un poco de alma (o de ganas de caminar).

No vaya por donde le puede llevar el camino; vaya por donde no hay camino y deje una huella.

Marcos 9:23Si puedes creer, al que cree todo le es posible

Jonatan no se estaba concentrando en el problema sino en Él que podía solucionar el problema. La única cosa que se ponían enfrente de él y la victoria eran dos peñascos agudos, uno llamado Boses y el otro Sene. Ministros de Dios aun siguen topándose en una y otra ocasión con estos dos peñascos en sus carreras ministeriales. Boses significa reluciente (Shining) y Sene significa puntiagudo (Thorn) lo cual me dice a mi que los obstáculos que se interponen entre el líder y la realización de su visión son grandes y peligrosos.
No obstante, para que el ministerio de un paje de armas llegue a su punto culminante es necesario atravesar por un Boses. Boses significa reluciente en Hebreo y esto me dice a mi que un paje de armas puede brillar relucientemente en momentos cuando las cosas están criticas. Cuando los problemas abundan y parece ser como si no hubiera solución. Es en esos momentos cuando el paje de armas tiene la oportunidad de escalar un Boses en su vida. ¿Quieres que tu carrera ministerial brille como las estrellas? Si tu respuesta es SI, no rehúses enfrentarte con los BOSES en tu vida. BOSES y SENE lograran formar en ti el carácter fuerte que tú necesitas para trabajar en el ministerio y ser de gran bendición al siervo de Dios que esta de líder en tu congregación. Pero, ¿Qué tiene que ver el paje de armas en todo esto?

“Y su paje de armas le respondió: Haz todo lo que tienes en tu corazón; ve, pues aquí estoy contigo a tu voluntad.” (1 Samuel 14:7)

El paje de armas es aquel hermano(a) y amigo(a) fiel del siervo de Dios que le ayuda en todo lo que esta a su alcance para que la visión se cumpla. Este varón siempre estará al lado del pastor y/o líder ayudándolo y sosteniéndolo siempre que así se requiera. Debe ser un amigo fiel y leal que permanezca al lado del lider o pastor aun en momentos criticos y comprometedor cuando todo parece apuntar en su contra. Sacrificara su propio tiempo y esfuerzo para que la visión de su líder se lleve acabo. Él sembrara tiempo, dedicación y lealtad al ministerio de su pastor o líder. Para un paje de armas nada toma más importancia sino que se realice la visión de su líder. Él Señor Jesus lo dijo de la siguiente manera, “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” (Juan 15:14) Juan el Bautista dijo las siguientes palabras, “Es necesario que él crezca, pero que yo mengue.” (Juan 3:30) Servir a nuestros pastores o líderes no es una perdida de tiempo sino una bendición. Es durante este tipo de servidumbre donde se manifiesta el Espíritu de Cristo, pues Él vino a servir y no a ser servido. (Lucas 22:27)


“Haz todo lo que tengas en tu corazón,” fueron las palabras del paje de armas hacia Jonatan. En ocasiones los pastores o líderes de la congregación sentirán el deseo de que alguien los respalde. Alguien necesita brindarles esa confirmación que ellos necesitan. Debemos aprender a fortalecer a nuestros pastores o lideres en las iglesias. El libro de los Proverbios dice que la muerte y la vida están en poder de la lengua. (Proverbios 18:21) Es sumamente importante apoyar al pastor o líder con la visión que Dios le ha puesto en su corazón.
Demasiadas personas en las iglesias cometen el grave error de criticar y oponerse a las propuestas del líder. En lugar de ser un amparo para el líder en tiempos de prueba, vienen a ser otra carga más en sus lomos. No alcanzan a comprender la visión que Dios le ha dado a sus pastores. Esto se debe en gran parte a la ceguera espiritual.

“Entonces envió el rey allá gente de á caballo, y carros, y un grande ejército, los cuales vinieron de noche, y cercaron la ciudad. Y levantándose de mañana el que servía al varón de Dios, para salir, he aquí el ejército que tenía cercada la ciudad, con gente de á caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos? Y él le dijo: No tengas miedo: porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo, y dijo: Ruégote, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del mozo, y miró: y he aquí que el monte estaba lleno de gente de á caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.” (2 Reyes 6:14-17)


El siervo del Varón de Dios había puesto sus ojos en la natural, y por la tanto, no podía ver lo que Dios estaba haciendo a su alrededor. La visión del siervo era de corto alcance. No le permitía ver mas allá de lo que estaba delante de sus ojos. Por lo tanto, Eliseo oró a Dios para que le abriera los ojos al criado. Fue hasta ese momento que el criado pudo entender lo que Dios estaba haciendo en el ámbito espiritual. Como dijo Tomas, si no lo veo, no lo creo.
Mas el buen paje de armas se manifiesta a través de creer y aceptar la visión presentada por su pastor o líder. No critica, ni desecha la visión sino que hecha mano de ella y la adopta como si fuera suya propia. Es a través de adoptar esa visión del líder como su ayudante obtiene una unción especial, ya que la unción siempre desciende sobre la cabeza, como dice en el Salmo 133. La cabeza en nuestras congregaciones es representada por el pastor o líder. Entre mas tiempo invierte el paje de armas con su líder mas unción viene sobre su vida (2 Reyes 2:1-14) para llevar acabo el ministerio que Dios le ha concedido con poder y eficacia. Si usted quiere una unción especial en su vida, adhiérase a su pastor y siembre en su ministerio; vera la fuerte unción que vendrá sobre usted. ¿Quieres esa doble porción de la unción? Adhiérete a tu pastor o líder.

“Y subió Jonatan trepando con sus manos y sus pies, y tras él su paje de armas; y los que caían delante de Jonatan, su paje de armas que iba tras él los mataba.” (1 Samuel 14:13)

La visión de Jonatan se requería de gran esfuerzo y de valor. Dice en este versículo que ellos treparon con sus manos y sus pies, lo cual me da entender tres cosas:


  • Se requería de mucho trabajo, pues tuvieron que trepar con pies y manos.

  • Se requería de mucho esfuerzo, pues los peñascos pudieron ver desalentado a muchos otros.

  • se requería de mucho valor, pues estaban entrando en territorio enemigo.


Estas tres cosas son justamente las que paralizan a muchos ministros y los privan de avanzar mas arriba en su vocación ministerial. También son estas tres cositas las que los “cristianos modernistas” quieren evitar. Personas como estas asisten a los servicios únicamente para sentarse en su silla preferida y ver a la gente que esta llegando a la iglesia para ver quien vino mal vestido. Entre más fácil y más “rápido” sea el servicio, más mejor para ellos. Personas como estas evaden todo tipo de responsabilidad y trabajo. Son las ultimas en llegar a la iglesia y las primeras en criticar al siervo de Dios cuando algo anda mal.
Otra cualidad que encontramos en un paje de armas es el estar en intercesión por
Su líder. Este texto nos muestra como el paje de armas intercedía matando a los que caían delante de Jonatan. De igual manera el paje de armas hoy en día intercede en oración derrotando a los enemigos que quieren derrotar a su líder.
Habrá ocasiones cuando el líder sentirá el cansancio agotándole. Su paje de armas lo notará, ya que la lealtad y confianza que ha florecido entre ellos le enseñará al paje de armas como reconocer como reconocer los enemigos que rodean a su líder. La confianza entre el líder y el paje de armas logrará crear una cercanía entre ambos. Algo similar ocurrió entre David y Jonatan en 1 Samuel 18:1


“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatan quedo ligada con la de David, y lo amo a Jonatan como a si mismo.” ( 1 Samuel 18:1)

Tenemos que recordar que David era el paje de armas de Saúl:

“Y viniendo David a Saúl, estuvo delante de él; y él le amo mucho, y le hizo su paje de armas.” (1 Samuel 16:21)

Esta intimidad solamente se puede realizar cuando el paje de armas logra ganarse la confianza de su líder. Si el líder esta desanimado, el paje de armas lo estimulará y le dará palabras de aliento. Si el líder esta pasando por problemas, el paje de armas busca la manera de solucionarlos. En el caso de Saúl y David, cada vez que Saúl se ponía de malas por causa del espíritu malo, David, su paje de armas lo contentaba y le brindaba gozo a su corazón. David tocaba el arpa para Saúl, de esa manera le ministraba David a su líder, lo cual era una bendición para Saúl cada que se encontraba afligido.
Recordemos también que Saúl había sido abandonado por Dios y la unción ya no estaba en él. No obstante, el paje de armas siempre se someterá en humildad al que lleva el liderazgo en la iglesia. Dios bendice la humildad que sus siervos desempeñan en las congregaciones. Y recuerde que nuestro sometimiento no es a la personalidad del pastor sino a lo que su oficio representa (Romanos 13:1-2; Tito 3:1-2). También tenemos que saber que Dios no inculpa los pecados o los desvaríos del pastor o líder en el paje de armas. La 3ª epístola de Juan habla sobre un cristiano llamado Gayo, el cual el Apóstol Juan le recomienda que no imite lo malo en el líder local de la iglesia (Diotrefes), mas en ningún instante le dice el Apóstol Juan al hermano Gayo que no se someta a él. Nosotros de la misma manera debemos imitar lo bueno en nuestros líderes y no lo malo. Si el líder esta haciendo algo indebido, el Señor se encargara de impartir justicia (Romanos 12:18-21). Siempre tenga en mente que la cercanía entre el líder y el paje de armas es necesaria para lograr desempeñar una buena labor. Esta cercanía será razón para que el paje de armas cumpla diversos trabajos en la iglesia aun antes que su líder se lo pida. El paje de armas le ahorrará muchos contratiempos a su pastor o líder y le permitirá pasar mas tiempo meditando en la palabra y en la oración (Hechos 6:1-4).

“Y fue esta primera matanza que hicieron Jonatan y su paje de armas, como veinte hombres, en el espacio de una media yugada de tierra.” (1 Samuel 14:14)

Si los pastores y líderes de las congregaciones se rodean de pajes de armas que les ayuden a pelear la buena batalla, lograran derrotar más enemigos en menos espacio.
En menos espacio:


  • De Tiempo

  • De esfuerzo

  • De aflicción

  • De problemas


Todo será mas practico para el pastor o líder de congregación. Podrá abarcar más terreno y proclamarlo para el Reino de los Cielos. Como dijo Jabes, “ Aumenta mis territorios.” Ganar más terreno para Cristo y su reino requiere de líderes que están rodeados de valerosos pajes de armas. En Deuteronomio 32:30 dice la palabra:

“ ¿Cómo podría perseguir uno a mil, y dos hacer huir a diez mil, si su Roca no los hubiese vendido, y Jehová no los hubiera entregado?”

Si Dios esta con nosotros como lo estaba con Jonatan, uno puede perseguir a mil, pero dos harán huir a diez mil. La palabra de Dios da testimonio que verdaderamente necesitamos equipar nuestras iglesias con valerosos pajes de armas. Espero que este estudio haya sido de provecho para usted que busca implementar la manera en como portar ayuda al líder en el lugar donde usted sirve. ¡Que el Señor los Bendiga!

Hno. Joe Garza ----Julio 5, 2009

2 comentarios:

Zulanyi Bustos dijo...

Buenas Tardes:
Tengo una duda, aparate de esta historia del Paje de armas de 1 Samuel 14, la Biblia registra algún otro Paje de Arma?
Dios les siga bendiciendo.

Joe Garza dijo...

Hola Zulanyi, la Biblia menciona que David era el Paje de Armas del Rey Saul. Favor de Leer (1 Samuel 16:21)

Estoy para servirte si acaso tienes alguna duda referente a la Palabra de Dios.

Bendiciones en el nombre de Jesus.

Joe Garza